Proyecto Abecedario #05: E de Entrevero

por irisclago

Para la letra E, la casualidad trajo una palabra de latinoamérica: entrevero. Yo no la había oído nunca, pero me parece preciosa. Aquí os dejo la definición de la RAE y los resultados.

entrevero

De entreverar.

1. m. Arg., Bol., Chile, Ec., Perú y Ur. Confusión, desorden.

2. m. Arg., Bol., Par., Perú y Ur. Acción y efecto de entreverarse.

Y del entrevero salió esto:

IMÁGENES

TEXTO

Hay un entrevero en mis entrañas. Entre la sangre y la carne. Entre la piel y los huesos. Entreabro las heridas y entreveo, entretenida, el entrevero. El entrevero se va entretejiendo, se va adentrando en los entresijos y los enreda, y los enrolla, y los enrosca. Se me queda todo patas arriba, se me queda todo entreverado. Una fuerza que no conozco, una potencia oculta, revuelve todo lo revolvible y sale, sale de nuevo al mundo. El entrevero sale de mí y enreda y enrolla y enrosca todo lo que encuentra a su paso. Yo no quería, lo juro, pero el entrevero sale, sale de mí como una fuente enbravecida, sale de mí como una tromba y lo desordena todo, lo desatina todo, lo desencaja todo. No sé cómo pararlo, este entrevero que antes estaba todo por dentro y ahora danza con el viento. No sé qué muro encender, el entrevero sopla fuerte y los apaga, uno tras otro. No sé por qué nudo empezar a buscar el cabo. Dónde estaba el principio y dónde queda el final. El entrevero los ha querido difuminar. Y de repente parece que este entrevero era mío, que lo hice yo con mis manos, que yo lo lancé, hacia el mundo, como un feo maleficio. No, mundo. No he sido yo. Créeme, créeme, por favor. Él se me metió aquí dentro. Y luego salió de mí, sí, pero no fui, yo no fui. Y ahora ya no hay por donde salir de este jardín ciego. No me salen las palabras, y nadie se cree mi cuento. Culpable, se quemarán mis ideas y mi cuerpo. Pero él, el entrevero, se quedará en el camino y, cuando alguien se tropiece, se le meterá por dentro.

CANCIÓN

OTROS EJERCICIOS ESCRITOS DURANTE EL PROCESO

I

Hay nudos
que no se pueden deshacer
de tan apretados,
apretados que están.

Hay dedos
hay músculos, hay garras
que se empeñan
en intentarlo hasta sangrar

cuando a veces
la única forma de librarse del nudo
es coger las tijeras
y cerrar sin mirar.

II

Déjame ver las cuerdas
que tienes por dentro
porque me ha parecido
que hay un poco de enredo.

Déjame verte el entrevero,
que a lo mejor solo hace falta
mover un par de ideas
para volver al juego.

Déjame revolverte
un poco el costurero;
el cabo de la lana
solo yo te lo encuentro.

III

La música está encerrada
en una cajita que tienes escondida;
nunca la abres
porque dices que está desordenada.

Pero no se puede ordenar
una caja
sin abrirla.

IV

Sale y el entrevero
se le come la ropa,
de repente está desnuda
en medio de la calle.

Busca sin comprender
la puerta de su casa,
pero se la ha tragado
también el entrevero.

No sabe adónde ir,
todo lo que tenía
un enredo de tripas
lo está digiriendo

Se tira al agua del mar
y se va deshaciendo,
pastilla efervescente;
a ella también
se la ha comido el entrevero

Reflexiones sobre el proceso

El hecho de que fuera una palabra desconocida, sin ninguna connotación previa para mí, ha tenido la ventaja de que daba algo más de espacio a la imaginación, y la desventaja de que tal vez no haya captado la esencia del concepto, o el uso que se le da en el contexto latinoamericano. En cualquier caso, decidí agarrarme a la equiparación a “confusión” o “enredo”, conceptos muy presentes en mi vida. De ello salieron primero los diferentes textos, más tarde las imágenes, en que intentaba jugar con la mezcla de elementos a partir de recortes, y al final con la superposición de la fotografía a la realidad (a veces estamos tan absortos en la representación o la idealización que no nos damos cuenta de que lo representado o el objeto / persona “real” está ante nuestras propias narices); este es, pues, el concepto que hay tras la tercera imagen de la serie. Más tarde, en una hora aletargada cualquiera, surgieron unos acordes que me llevaron a la canción. No tenía pensado hacer tema musical con esta palabra, pero se me revolvió el instinto de folclórica y me gustó bastante el resultado. En general, estoy contenta con los resultados de esta palabra, y veo que poco a poco se va creando una inercia a la hora de desarrollar las ideas. Esperemos que siga así…